Páginas vistas en total

domingo, 22 de septiembre de 2013

LA IDENTIDAD DE JULIA OTERO


Reproduzco aquí una carta que se dicen esta escrita por la periodista Julia Otero, la transcribo tal cual me la mandaron:


"Vamos a ver… todos los que me conocéis bien, sabéis que me siento gallega hasta la médula pese a haber nacido en Catalunya. El sentirme gallega nada tiene que ver con la región delimitada en un mapa. Tiene que ver con una lengua, una música, unas costumbres, una historia, etc. En definitiva una IDENTIDAD. Galicia amigos ,tiene una historia y no siempre estuvo gobernada por Franco o Fraga. Pero nací y vivo en Catalunya, tierra donde he crecido, aprendido, amado, reído, llorado, trabajado… Y una parte de mi corazoncito se siente catalán.
 Por eso cada vez que leo o escucho comentarios como que en la escuela se nos “CATALANIZA” o se nos educa en la “SEPARACIÓN”, la sangre me hierve. Pero más me hierve aún como estudiante y amante de la Historia (en general, no solo de Catalunya cuando oigo a altos cargos del PP dar patadas a cientos de años de historia. Alfonso Alonso, portavoz del PP en el Congreso de los Diputados (fundado en 1834, un pelín más tarde que las Cortes Catalanas en 1192… os voy dando datos por eso del rigor histórico) nos dice que hay que “abrir los libros de historia y mirarlos sin prejuicios” para esta vena que les ha dado a los catalanes de querer ser como Escocia… en fin. También Miguel Ángel Rodríguez, ex portavoz del Gobierno de Aznar, nos dice que los catalanistas son o somos una secta y unos lloricas. Nos comenta González Pons, Vicesecretario de Estudios y programas del PP, que “CATALUNYA HA SIDO SIEMPRE PARTE DE ESPAÑA” (el primer monarca de ESPAÑA fue Amadeo I de Saboya en 1870, los anteriores lo fueron de Castilla… ¿Catalunya hemos dicho que tenia cortes desde?) Pero como casi siempre, la guinda al pastel la pone nuestra queridísima Esperanza Aguirre (como la echábamos de menos) que va y nos dice que “ESPAÑA ES UNA GRAN NACIÓN CON 3.000 AÑOS DE HISTORIA Y QUE ESO ES TODO LO QUE TIENEN QUE SABER LOS NIÑOS”.
 Vamos a ver Espe… Hace 3000 años ni existía Catalunya, ni existía España pero juraría que era la época en que moría David y Salomón se convertía en Rey de Israel… no sé. Para los que no lo sepan, los condados catalanes fueron oficialmente formados en el año 987 cuando el conde Borrell II de Barcelona de deshace del vasallaje que unía a Catalunya con Francia (fruto de la protección que ofreció Carlos Martel a Catalunya antes las incursiones musulmanas en la península a partir del 718) y se mantuvieron totalmente independientes hasta 1162, fecha en que se anexaron al Reino de Aragón formando la Corona de Aragón, y organizándose como una federación de estados medievales posteriormente (desde 1139 hasta 1479) respetando las singularidades de cada territorio y desarrollando una estructura política equivalente y similar entre sí: Cortes, Generalidades y Constituciones, coordinando la política exterior conjuntamente.
 Allá por el 1516 se unen las Coronas de Castilla y Aragón por problemas sucesorios en la segunda. Entendería que llegados a este punto, muchos piensen que aquí nace España, pero se equivoca. Se da una unión entre dos Coronas, pero se siguen manteniendo cortes, instituciones políticas, administración pública, lenguas y moneda. Tanto es el sentimiento de NACIÓN de CATALUNYA que en 1640 estalla la Guerra dels Segadors y Pau Clarís proclama la República Independiente de Catalunya en 1641 (no es algo nuevo de ahora señores). ESPAÑA tal y como se conoce (políticamente) nace con Felipe V y sus DECRETOS DE NUEVA PLANTA allá por el 1716 que ya antes había llenado de sangre Barcelona un 11 de Septiembre de 1714.
 Así pues, resumiendo, CATALUNYA SI HA SIDO INDEPENDIENTE. Lo fue 145 años por completo y después aliada con el Reino de Aragón otros 350 años aproximadamente. Conquistó territorios, lucho contra Castilla en varias ocasiones, escribió sus leyes, ganó y perdió guerras, creo su música, sus tradiciones y su carácter luchador. Ya está bien de REINVENTAR HISTORIA, esta es la que hay y hay que conocerla. Hay que entender el clamor de un pueblo, su sentimiento de nación y su ansia de libertad. Puede o no compartirse el concepto de independencia, pero JAMAS debe menospreciarse una cultura, pisotearla y manipularla para conseguir votantes o para dividir.
 YA ESTÁ BIEN. Y entiendo a los que defienden su nacionalidad catalana porque sé que ellos sienten lo mismo al escuchar una gralla que yo al escuchar una gaita. Tengo dos patrias, dos naciones: la gallega y la catalana y me siento orgullosa de mis dos lenguas y mis dos banderas. La diversidad es cultura, a ver si se enteran ya los ministros españoles. Por si no ha quedado claro, en las votaciones de Noviembre me decantaré por alguno de los partidos que apoyen el referéndum sobre la independencia. Porque por encima de todo, en política, está la libertad, que no se olviden. Preguntar al pueblo “que quiere” no es ilegal, debiera ser de obligado cumplimento. Las constituciones y las fronteras cambian, si no, no existiría la evolución. Y dicho esto… BONA NIT, BOAS NOITES. Y lo he escrito en castellano porque me da la gana, porque en Catalunya sabemos hablar más que un idioma. JULIA OTERO.
Señora Julia Otero, doy por hecho de que es usted la autora de esta misiva, y aunque la he visto poco, reconozco que es buena periodista, un encanto como mujer (hablando en términos físicos, pues como persona no la conozco), pero desde luego es usted una pésima investigadora si es que ha investigado algo de lo que ha dicho, es una nulidad en cuanto a historiadora, o quizás haya sido usted mal informada, lo cual en cierto modo la justificaría.
Yo soy un hombre sencillo que ha nacido en país que se llamaba España en el tiempo de su nacimiento, y como soy sencillo me siento español, seria cuando menos idiota sentirme de otra manera. Entremos en materia. No es cierto lo que dice usted del Congreso de los Diputados, respecto a su fundación, vamos que si que puede ser cierto, pero no es comparable la fecha de la fundación, si usted comparara las cortes que usted quiera, con las antecesoras del Congreso de los Diputados, es decir las cortes castellanas, vería usted que esta en un error, de fondo, por decirlo suavemente.
Siento rectificarla con datos históricos puros y duros, pero me veo en la obligación de "enseñar al que no sabe". Cierto es que existían los condados, que hoy en ida conocemos como catalanes, pero que en aquella época, no eran más que restos de la Marca Hispánica, que se encontraban bajo a soberanía del reino de Francia, y desde luego la palabra cataluña ni se oía en boca de nadie. Y a pesar de que en algunos de esos condados estaba como titular el rey de Aragón, pues era Conde de Barcelona, Gerona, y no se cuantos más, estos condados seguían bajo la soberanía del reino de Francia, y algunos del norte de los Pirineos, de los que también era titular el rey de Aragón. Claro que en realidad, el rey de Aragón como conde de esos condados era súbdito del rey de Francia, pero esto lo solucionó el rey de Aragón Jaime I conocido como El conquistador, al que los actuales catalanes en su idioma "llemosí" se empeñan en llamar Jaume.
Le dejo la cita de la url por si quiere verla, pero le aseguro que hay muchas mas entradas, ah, si es cierto, ese tratado existió, lo siento:
Siento contradecirla de nuevo, pero los condados mencionados, cuya titular era el rey de Aragón, no formaron parte de ninguna corona catalano aragonesa, no, eso no ha existido nunca por mucho que se empeñen en decirlo, sino que por ese mismo tratado, esos condados, de los que, insisto, ya era titular el rey de Aragón, pasaron de la soberanía de Francia a la de Aragón. Y punto, de verdad que siento darle estos disgustos, porque supongo que desde muy jovencita le habrán dicho lo contrario. Que nada tiene que ver con que el rey de Aragón respetase leyes o fueros de los distintos condados.
España no nació con Felipe V, nació con Carlos I, y nació podía decirse en una villa tranquila hasta entonces que se llamaba Villalar, en la actualidad Villalar de los Comuneros, el primer levantamiento del pueblo contra el poder real entonces, en nuestro, país, España, que aunque le joda, también, hoy por hoy es el suyo. Lea, lea usted algo sobre los Comuneros de Castilla y aprenda, a luchar y a morir por unas ideas, sin falsificar nada, sin mentir, sin insultar, sin adulterar la mente de los mas jóvenes.
Así pues, como usted dice y resumiendo, nunca Cataluña ha sido independiente, pasaron aquellos condados de ser la Marca Hispánica de Carlomagno, a ser condados bajo la soberanía del reino de Aragón, y por la unión de las dos coronas, la de Castilla y León y la de Aragón (nótese que no se menciona ninguna otra), a ser parte del reino de España, en la persona del rey Carlos I.
Hay una cosa que si es cierta, en su carta, aunque se le olvida decir el porque u oculta todo lo que sabe, si es que lo sabe. La España moderna si nace con Felipe V, y sus decretos de Nueva Planta. Estos decretos hacen que todo el reino de Aragón pierda sus fueros, leyes e instituciones, que serán sustituidas por las de Castilla, siendo todos los españoles a partir de entonces iguales en derechos y obligaciones, con excepción de las provincias vascongadas y Navarra. Pero es que Aragón (ustedes son parte de Aragón) se equivoco de aliados y perdió la Guerra de Sucesión.
Se me olvidaba, los territorios conquistados a que usted se refiere, fueron conquistados por el reino de Aragonés. Siento decírselo así de crudamente, pero ustedes han sido siempre parte de algo, nunca han sido en si mismo nada.
Pero esto no quita para nada, que se desarrolle allí, como en cualquier otro sitio, la literatura, la música y cualquier otro arte que usted me cite, pero como en cualquier otro sitio. Basta ya de tonterías. Y si, se que esto que le pongo aquí, es para llorar, pero esto es la realidad, no se dice la palabra Cataluña hasta finales del siglo XIX. La sardana se inventó en el año 1817, por un señor que no se llamaba Pep Ventura, sino José Ventura, nacido en Alcalá la Real (Jaén) a la sazón hijo de un comandante del ejercito español. Y la inventaron, porque no podía ser que la jota de Lérida o del Campo de Tarragona fuese el baile nacional, y tampoco podía serlo el baile denominado "El españolito". Así con la sardana, a comienzos de XIX, para crear una identidad nacional inexistente.
Señora Julia Otero, le recomiendo que investigue antes de escribir, o mejor dicho, no lo haga, hable, hablando usted es muy buena, y como habla en la tele, yo que soy espectador no podré nunca rebatirle lo que diga, no podré, aunque lo que diga no sea cierto, pero si lo escribe, si, entonces si puedo, y ese es el problema, la historia esta escrita, y como esta escrita no se puede cambiar. Señora Julia Otero, si alguna vez lee esto, le recomiendo que lea también otras crónicas que hay en este blog.
Se me olvidaba, si son ustedes, los actuales catalanes, me refiero a los políticos nacionalistas y a los adoctrinados por ellos, unos lloricas, en cuanto les den, por ejemplo el cupo vasco, ya vera como se callan un par de años o tres. Y es que son ustedes lo mas incendiario que ha parido madre, solo quieren para ustedes, siempre ustedes mas que los demás, lo del café para todos de Azar les indigesta.
Le voy a poner lo último de un artículo que leí el otro día.
Si no nos dejamos catalanizar (aún más), los nacionalistas dicen que se largan de España, amenaza ridícula con la que el resto de los españoles no pierde precisamente el sueño. Cuando un hijo de una familia numerosa ya cuarentón esquilma a los padres, mete la mano en el bolsillo de los otros miembros del clan, los insulta y ante cualquier negativa a seguir consintiendo sus caprichos amenaza con irse de casa, el resto de los hermanos le ayudan a hacer la maleta con la mejor de las sonrisas. Si eso ocurre con un hermano, calculen con Junqueras, Buenafuente y el Clan de los Pujol.
LIBERTAD DIGITAL  Cómo está el patio   Por qué Murcia no quiere catalanizarse (más) Pablo Molina
No se le ocurra no leer el siguiente enlace, le interesa a usted, y a muchos como usted, por su trabajo, entre otras cosas. Un articulo titulado Desde el mercado único hasta la garantía de los depósitos: lo que perdería Cataluña si se independizase de la Unión Europea  de unai mezcua, isabel miranda / madrid, Día 18/09/2013 - 13.58


Saludos de un hombre sencillo de España 
 Jorge Pablos Jiménez

2 comentarios:

  1. Jordi Évole
    Periodista.
    Uno de la mayoría silenciosa.

    Soy un afortunado. El otro día la vicepresidenta Soraya Sáenz de Santamaría habló de mí. Bueno, de mí y de unos cuantos más. De los que no fuimos a la cadena humana, de esos a los que ella llamó «mayoría silenciosa», ese concepto que debe salir en el minuto 1 de reunión de cualquier Gobierno que ve salir a la calle mucha gente. Tan originales como siempre.
    Apreciada vicepresidenta, yo no fui a la cadena, pero le rogaría que la próxima vez que hable de mayoría silenciosa no me cuente, no se apropie de mi silencio. Porque le aseguro que quedarme en casa no significa tener la opinión que usted interesadamente presupone.
    Mire, no fui a la cadena porque sigo manteniendo buenos vínculos con el resto de España que hacen que mi primera opción no sea la independencia. Mis padres nacieron allí, se criaron aquí, aprendieron catalán, me lo enseñaron. He viajado por toda España sin ocultar nunca mi catalanidad, y he tenido la suerte de conocer también una España dialogante, plural y tolerante. Una España prácticamente desaparecida de algunos medios de comunicación catalanes, que prefieren darle eco a una columna incendiaria de la página 27 de La Razón. Y pasa lo mismo con la Catalunya dialogante, plural y tolerante: que ha desaparecido de algunos medios españoles empeñados, por ejemplo, en magnificar en sus grotescas portadas la supuesta persecución del castellano en Catalunya. Y así los extremos han ido retroalimentándose hasta la situación actual de casi no retorno.
    Dicen ustedes que aquí hay medios de comunicación públicos volcados en la causa independentista. No le diré que no. Y es una anomalía que eso ya no sea ni noticia. Pero pocas cosas son tan eficaces para el independentismo como un buen editorial del Abc o una declaración de su ministro Wert.
    Los que creemos aún en los puentes entre Catalunya y España ya somos minoría. Y no me extraña tras todos los sinsabores vividos desde el gratuito «apoyaré» de Zapatero: un Estatut votado en referendo, aprobado por el Parlament, cepillado en el Congreso y luego inconstitucional.
    Ahora en Catalunya lo que impera es exhibirse como independentista. A una amiga su hijo de 9 años le preguntó por qué ellos no iban a lo de la cadena, que visto por la tele parecía muy guay. Y mi amiga no supo qué responderle. Porque la puesta en escena cívica, reivindicativa y festiva es indiscutiblemente atractiva. Por no hablar del rotundo éxito de convocatoria. Pero yo nunca he sido muy de patrias. Ni de aquella ni de esta. Descolgaría el banderón de la plaza Colón, me incomodan las banderitas españolas en los polos de algunos, igual que me incomoda vivir en un lugar en el que la estelada se ha convertido en adorno habitual de balcones, pulseras o zapatillas deportivas.

    ResponderEliminar
  2. Me dicen que con la independencia Catalunya será libre. Será libre de España para poder equivocarse o acertar por su cuenta, como es lícito. Pero libre con mayúsculas no me lo acabo de creer. Y no es que yo ahora sea libre. No lo soy. Por ejemplo, como periodista mi libertad radicaría en poder publicar aquello que considero que debo publicar. ¿Es posible llevar a la portada de algún gran medio catalán o español algo que afecte gravemente a un banco que ha dado un crédito a ese medio de comunicación? ¿Y con la independencia eso será posible?
    Pero ¿sabe qué pasa, apreciada vicepresidenta? Que si alguien me da motivos para cambiar de opinión esos son ustedes, que con su actitud se han convertido en la máquina más bestia de hacer independentistas. Desde que gobiernan, ustedes no han perdido un solo minuto en intentar entender lo que pasa aquí. A veces tengo la sensación de que son ustedes los primeros interesados en que Catalunya se independice.
    Dejen votar
    Si realmente quieren escuchar a la «mayoría silenciosa», déjenla votar. Y si la Constitución es un obstáculo, refórmenla: ustedes y el PSOE ya tienen experiencia en reformas constitucionales exprés. Y, puestos a pedir, háganlo más pronto que tarde. Porque yo también tengo prisa. Tengo prisa para que mis gobernantes se preocupen de algo más que no sea la independencia. Para que los gobiernos que hemos elegido se ocupen, por ejemplo, de la gente que lo está pasando mal. Aunque puede que a los que gobiernan aquí o allí eso no les interese.

    ResponderEliminar