Páginas vistas en total

lunes, 27 de diciembre de 2010

EN LA NUBE II

La Ley de Economía Sostenible (LES) desvela el alcance de miras de nuestros gobernantes.
Publicado en EL CONFIDENCIAL DIGITAL el dia 27/12/2010

En estos días que escribo este articulo, y después de dos años parada la LES, ahora resulta que hay prisa por sacarla adelante, y entre su articulado figura lo que no pudo ser en su día la “Ley Sinde”, debido al rechazo que generó.



Como nos toman por tontos, en general a los españoles, y en particular a los que no les votamos, puesto que los que lo hicieron, lo mismo les aplauden y todo, y en un cajón de sastre conocida como la LES, se ha metido un poquito de todo, a ver si no nos damos cuenta, y unos se congratulan con el “amigo americano” y otros sacan tajada, por apoyar a los primeros, y es que hoy en día en nuestro país, todo vale, el mercadeo esta a la orden del día.


Pongámonos en el peor de los casos, que la citada ley se aprueba y que poco a poco se van cerrando webs españolas en las que se podía bajar películas, canciones, libros electrónicos, etc., pongamos por ejemplo que estamos en el año 2012, y ya son raras las webs desde donde se puede bajar esos archivos mencionados.


Que hará la gente entonces, cabria preguntarse, y que harán con una velocidad de 10, 12 o 50 Megas de Internet. Optaran por dejar la cosita así, para poder utilizar el DNIe, y ver las multas de la Dirección General de Tráfico y saber cuantos puntos te han quitado o tomara alguna medida al respecto.


Yo en mi caso, en principio que tengo 12 Megas, lo bajaría a 6, e incluso a 3 Megas, dejaría de usar como página de inicio www.google.es y la cambiaria por www.google.com y buscaría páginas de descargas de otros países: México, Argentina, por poner un ejemplo, desde donde seguiría bajando películas, música y otros contenidos en español, y por supuesto bajaría solo las mejores.


Tendríamos entonces varios problemas, el primero de ellos es que no podríamos bajarnos películas españolas, y ni falta que hace, por que para que vamos a ir a verlas y pagarlas otra vez, y ya las hemos pagado con nuestros impuestos vía subvenciones del Ministerio de Cultura, y además es que son malas, malísimas. Fíjense que bajándomelas solo he podido llegar a ver dos, si, si, dos, y se las cito: Agora, con algunos anacronismos históricos que la hacen un pelín ridícula, y Celda 211, nada que objetar.


Puestos en esa tesitura y conociendo a los que nos gobiernan, uno fue previsor y se bajo todas las pelis clásicas de dibujos animados con audio en español, total almacenarlas no cuesta tanto, y ya pagamos el famoso canon para poder hacerlo.


Ahora bien, lo que decía antes, pasados unos años, y cuando nuestros hijos o nietos tengan edad de poder ver películas y se nos agoten las que teníamos bajadas, o simplemente quieran ver la que se estreno esas navidades o verano, pues tendremos que bajarlas de servidores y/o paginas Web del extranjero, a ser posible de países latinoamericanos, y claro, el audio ya no será en español, sino que será en audio latino, que se dice en Internet.


Eso nos plantea otro problema, y es explicarles a nuestros hijos y/o nietos el por que los dibujos animados hablan en mexicano o argentino, y dice “Ándale” en vez de vamos o “Che viejo” en vez no se que cosa, y anda ve tu y explícale a un niño de 5 años que significa lo de Che, y lo de “ándale”, y sobre todo por que en España hubo un tiempo en que los dibujos animados hablaban como nosotros y por la gracia de algún “iluminado” ahora no lo hacen.


Vamos la locura, como se suele decir en conversaciones en audio español, “para mear y no echar gota”. Ay que penita de país, que ya no se puede hablar ni del jamón en las escuelas. Pero es que nadie se da cuenta de que vamos hacia el abismo, no solo económicamente, sino en todos los sentidos, ¿es que nos hemos vuelto todos idiotas?, ¿o que nos pasa?


Cuando comencé a viajar a Portugal donde tengo buenos amigos, hará unos 25 años, más o menos, yo hablaba de mi país con orgullo, por muchas razones, y ahora me da vergüenza hacerlo, para que vamos a decir las causas, si todos sabemos cuales son. La ultima: los tertulianos afines al gobierno han recibido llamada telefónica, según cierto periódico, para que expliquen las bondades de una reforma que el gobierno no ha querido hacer y ha sido obligado a hacer. Lo dicho: “Ándale”.

No hay comentarios:

Publicar un comentario